¿Quién hay detrás de Rincones son Amores?

Empezaré por decir qué hay detrás de Rincones son Amores; ilusión por diseñar, planificar y decorar bodas diferentes, cariño en el tiempo dedicado a que cada detalle sea especial y un punto de locura porque luchar contra la paniculata en las iglesias y las letras de corcho en los cócteles es para muchos wedding designer de la zona una batalla perdida.

En 2018 nació este pequeño proyecto al que le dedico muchas horas y esfuerzo y que me ha permitido hacer feliz a parejas que son puro amor. Ese mismo que pongo en la decoración de su boda para que sea original y única. Me gusta que los invitados también recuerden la boda por los detalles y que con más o menos presupuesto personalicemos la boda al gusto de los novios.

 

Mi nombre es Elena y siempre he vivido de mis ideas. Las bodas llegaron a mi vida sin pretenderlo, pero ahora parte de esas ideas se las dedico a ellas. Con conocimientos de protocolo, como experta en comunicación, siempre estoy aprendiendo, he llevado a cabo diferentes cursos de decoración de bodas, como el impartido por Bodas de Cuento, y me he formado como wedding planner con Wedding with Love. Autodidacta del diseño gráfico, sin duda, es una de las partes que más disfruto en cualquier proyecto de boda. Unos muebles viejos y mi afición por restaurarlos hicieron el resto para crear Rincones son Amores. ¡Ah! y ¡siempre me ha gustado un buen sarao!

Pero no alarguemos este post, como un buen timing; la clave está en los tiempos, así que aquí van las 10 cosas que si me conoces seguramente no sabías de mí y si no me conocías este es el lugar y el momento ideal.

UNO. Empecé a trabajar en el mundo de las bodas en el año 2011, concretamente en la posproducción de fotografías. Todavía lo sigo haciendo y sí, desde la pantalla veo lo bueno y lo no tan bueno…

DOS. Pero en realidad mi primer trabajo en el sector nupcial fue vendiendo fotos a los invitados. ¡Se me daba fatal! Pero tenía al jefe “engañado”, así que me lo permitía 😉

TRES. No vivo solo de las bodas… cuando no estoy diseñando bodas o produciendo material para los rincones bonitos estoy escribiendo; estudié periodismo y me especialicé en contar historias así fue como me convertí en guionista y a eso me dedico.

CUATRO. Me gustan las bodas donde se percibe cierta armonía en los colores y una misma línea en la papelería y cartelería… Esto último me viene por la obsesión que tengo por las tipografías. ¡Los novios que han trabajado conmigo creo que se han dado cuenta! No puedo remediarlo; todas son distintas y no todas me gustan.

CINCO. Me considero una persona resolutiva… el exceso de información que tienen los novios es cada vez más grande por eso me gusta que busquen inspiración pero al final confíen en que la selección que hago como profesional siempre es pensando en ellos.

SEIS. No me gustan los foros de novias… Sí, ya lo he dicho. Si quieres encontrar gangas de decoración que otra novia ha elegido ¡perfecto! pero quizás no sea lo más acertado para ti, aunque el precio sea de escándalo. No hay que poner en tu boda todo lo que se comenta en un foro; no será ni especial ni único. En la decoración de cualquier boda los novios tienen que sentirla como suya. En serio, sé que es económico pero no necesitas 80 paquetes de pañuelos para “lágrimas de felicidad”. Mi enhorabuena para quien en 2011 se inventó esto, pero vamos a llamarlo por su nombre: pañuelos de papel.

SIETE. Sí, me he casado y sí, me decoré la boda… Aciertos y errores por igual. Uno de mis errores fue no presupuestar la decoración; es parte fundamental en una boda sea pequeña o grande. Una vez tengas claro el presupuesto sabrás si necesitas a una wedding designer como yo para que use ese presupuesto con cabeza.

OCHO. En mis stories salgo muchas veces en “el taller” también llamado garaje; no sé en qué momento me dio por pintar muebles pero me relaja y siempre lo hago con música de fondo. Una de mis manías es que me pongo dos pares de guantes uno de lana y otro de trabajo para que no me produzca la terrible “dentera” (como dicen en mi pueblo) al lijar.

NUEVE. El estilo de boda que más me gusta… creo que me gustan todos pero mi debilidad está en un estilo sofisticado vintage con muchas muchas flores.

DIEZ. El montaje de los rincones me deja muchas anécdotas pero si algo tengo que destacar es mi terror por el viento, los novios temen la lluvia pero para ella siempre tengo un plan B. El viento aparece cuando menos te lo esperas y puede provocar un verdadero caos con la decoración… más de un jarrón descansa ya en paz.

 

Esta soy yo, la persona detrás de Rincones son Amores, la que firma este blog y todas las fotografías de @rinconesonamores. Allí podréis seguir conociéndome y viendo todo lo que hago para crear rincones bonitos para bodas que enamoran. Por supuesto, siempre con ayuda de mis personas cercanas que me apoyan y animan con esta aventura.

 

En la organización de una boda nunca hay que perder de vista lo verdaderamente importante que es el compromiso con un amor, que esperamos sea para siempre, y la ilusión de gritarlo a los cuatro vientos en el gran día a todos los familiares y amigos. Ese encargo se lo dejo a los novios. Para una decoración impecable… ¿hablamos?

1 comentario en “¿Quién hay detrás de Rincones son Amores?”

Responder a Judit Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *